Horas excepcionales

Durante los meses de julio y agosto de 2020, estaremos abiertos los jueves, viernes y sábados por la noche a partir de las 7 pm. Apertura excepcional el lunes 13 de julio y cierre del 9 al 19 de agosto de 2020. ¡No te olvides de reservar!

Disfruta de nuestra terraza

Atmósfera del viejo París, relajación y convivencia, tranquilidad y romance, lejos del ruido y el tráfico.

Entra en esta mansión de Luis XIII

Abierto todas las noches a partir de las 7pm

Cocina casera a partir de productos crudos

Platos caseros

de las materias primas

Cervezas artesanales

La Eurelienne es una cerveza de envejecimiento natural que respeta la producción tradicional.

Vinos de auténticos viticultores

Vinos de autor, vinos vivos, vinos de terruño. 

En el corazón del Barrio Latino

Entre el Panteón, Notre-Dame de París y el Colegio de Francia
Restaurante Le Coupe-Chou - 11 rue de Lanneau 75005 Paris
Un poco de historia
La Coupe-Chou
casa fundada en 1962

Coupe-Chou Se compone de cuatro casas que datan de los siglos XIV, XVI y XVII. Y uno pasa naturalmente de una casa a otra subiendo unos escalones o cruzando pasillos estrechos...

Dos años de trabajo, investigación histórica, meses de prospección entre anticuarios en busca de muebles y chucherías, dan a esta casa su aspecto de antaño.

Los azulejos españoles del siglo XVIII que representan la artesanía
Azulejos del siglo XVIII visibles detrás de la barra.

Durante la restauración de las bodegas Coupe-Chou , los propietarios descubrieron los restos de una ciudad galorromana del siglo II d.C., contemporánea del emperador Marco Aurelio: tuberías de agua caliente, una piscina galorromana y también cerámica del siglo XII, estatuillas y antiguas placas medievales de las calles de la Chartière y del Monte Saint-Hilaire (antiguo nombre de la calle de Lanneau) cuyo "Santo" fue tallado durante la Revolución. Hoy en día, se pueden admirar estas placas detrás de la barra de la Coupe-Chou .

Letrero de la calle del siglo XVII
El cartel de la calle del siglo 17 es visible detrás del mostrador de recepción

En el siglo XVI, antes de la construcción del edificio principal de la Coupe-Chou , había una pequeña plaza, en la esquina de las actuales calles Jean de Beauvais, callejón sin salida Chartière y Lanneau.

En el centro de esta plaza, un pozo fue perforado por el Abad Cierto en 1572. Muchas casas han desaparecido por desgracia, pero las bases de este pozo todavía existen en uno de los muchos sótanos de la Coupe-Chou .

Dibujo que representa el Pozo Cierto, siglo XIX.
El dibujo de 1905 que representa el pozo perforado en el siglo XVI

En nuestro distrito del quinto distrito de París, todo te habla de la vieja ciudad medieval, el tortuoso trazado de los callejones, los desiguales adoquines, las altas fachadas de las casas. Estáis en el corazón de la ciudad: la muralla de Philippe Auguste que rodeaba París a principios del siglo XIII, todavía se mantiene en el 3 rue Clovis, maciza y coronada de hiedra.

A partir del siglo XIV, todos los estudiantes de los colegios y universidades del distrito: Collège de la Sorbonne, Collège Coqueret, donde estudiaron Ronsard y Du Bellay, fundadores de la Pléiade, frecuentaban asiduamente estas calles. Hasta 1880, nuestra calle tenía 14 librerías.

Fachada de un edificio del siglo XVI
Frente al restaurante de la 9 rue de Lanneau

Hoy en día, Le Coupe-Chou es un elegante restaurante, discretamente abierto en la estrecha y pintoresca rue de Lanneau, está situado en las viejas casas del Viejo París cuya historia nos gusta recordar. Notre-Dame de Paris, el Sena, el Contrescarpe, el Barrio Latino, la calle Mouffetard, el Panteón son los testigos de nuestra historia, que Coupe-Chou conocemos tan bien, el tiempo de una velada inolvidable, nos hacen revivir.

Entra en esta romántica residencia para una noche fuera del tiempo y descubre nuestra cocina tradicional basada en productos frescos.

¡Estamos aquí para darte la bienvenida!

La puerta peatonal en madera de mauclair y su puerta de hierro forjado del siglo XVIII
La puerta peatonal en madera de mauclair y su puerta de hierro forjado del siglo XVIII
Un poco más de historia

Algunas anécdotas...

Anécdota sobre los Beatles y los Rolling Stones

Los años de los Beatles y los años de los Rolling Stones en Coupe-Chou el .

Lea
Anécdota sobre La Cage aux Folles

Le Coupe-Chou , La Cage aux folles, Michel Serrault, Jean Poiret y Pierre Mondy.

Lea
Anécdota sobre Marlene Dietrich

Marlene Dietrich, el Coupe-Chou y los bombardeos.

Lea
Anécdota sobre la Reina de Dinamarca y el Rey de Suecia

La Reina de Dinamarca, el Rey de Suecia y las banderas de Coupe-Chou .

Lea
Galería

Fotos

Descubra nuestra página de Instagram
Todos nuestros platos son caseros

El menú

  • Gazpacho de pepino con acedera y pimiento dulce.
    (7)
  • 8 €
  • Huevo orgánico en meurette.
    (1) (3)
  • 11 €
  • Abadejo en carpaccio, col blanca y nueces.
    (4) (5) (8) (10)
  • 13 €
  • Berenjenas gratinadas con coulis de tomate fresco.
    (7)
  • 14 €
  • Gravilla de salmón orgánico, chupito y rúcula.
    (3) (4) (5) (9) (10) (12)
  • 17,5 €
  • Foie gras de pato fresco casero, chutney de mango.
    (8) (12)
  • 19,5 €
  • 12 caracoles de Borgoña directamente del productor.
    (1) (7) (14)
  • 19,5 €
  • Pisto con hierbas de Provenza, burrata y pesto con aceite de nuez.
    (1) (7) (8)
  • 22 €
  • Chuleta de cerdo de la granja Dordoña, aceite de hierbas, chupito y pisto
    (1) (5)
  • 24 €
  • Ternera cuasi-láctea de Corrèze con Normandía y arroz blanco.
    (1) (5) (7)
  • 26 €
  • Pechuga de pato del suroeste, salsa de frambuesa, puré de patatas casero.
    (1) (7)
  • 26 €
  • Atún empanado con sésamo semi-cocido con salsa virgen y pisto.
    (1) (4) (11) (12)
  • 27 €
  • El rape de las Côtes Françaises à la Provençale.
    (4) (5)
  • 29 €
  • Filete de ternera Limousine con pimienta de Szechuan, puré casero.
    (1) (5) (7)
  • 36,5 €
Todas nuestras carnes son de origen francés. Carnicería Hugo Desnoyer.
  • Selección de tres quesos
    madurados por Marie Quatrehomme 1ª mujer "Meilleur Ouvrier de France" Promotion 2000 (Selles-sur-Cher AOP, Comté FSA cru 24 meses, Camembert AOP Saint loup).
    (7)
  • 11,9 €
  • Isla de praliné rosa.
    (3) (7) (8)
  • 9 €
  • Chocolate Liégeois.
    (3) (7)
  • 9 €
  • El mango fresco y el coco se desmoronan.
    (1) (7)
  • 9,5 €
  • Albaricoques franceses asados con miel y romero.
    (1) (7)
  • 9,5 €
  • Tarta de solognote con crema fresca.
    (1) (3) (7)
  • 10 €
  • Bourbon vainilla crème brûlée.
    (3) (7)
  • 10 €
  • Mil hojas " Coupe-Chou ".
    (1) (3) (7)
  • 10 €

Aperitivos

  • Copa de champagne Alain Navarre Brut ( 10cl )
  • 9,90 €
  • Kir ( 10cl )
  • 7,50 €
  • Kir Royal ( 10cl )
  • 6,00 €
  • Suze ( 4cl )
  • 6,00 €
  • Ricard ( 2cl )
  • 6,00 €
  • Campari ( 7cl )
  • 7,00 €
  • Martini Blanco, Rojo o Extra Seco ( 8cl )
  • 6,00 €
  • Casa del Americano ( 8cl )
  • 8,50 €
  • D.O.C. Puerto Rojo o Blanco, Quinta Do Infantado ( 15cl )
  • 9,90 €

Cervezas artesanales de la región de Chartres - L'eurélienne

La cervecería de Chandres es una verdadera "cervecería de granja" cuya especificidad consiste en utilizar la mayor cantidad posible de cebada de sus campos para la producción de su cerveza: "Nuestros cereales aportan una cierta dulzura, una identidad específica a nuestra cerveza".

  • Rubia ( 33cl ).
    Notas de cereales muy pronunciadas. Su paleta aromática es delicada y equilibrada. Con su color rubio claro, es ligero y fresco. 6,5° C.
  • 7,50 €
  • Blanco ( 33cl ).
    Hermosas notas de hojaldre que le dan a esta cerveza una gran ligereza. Su chispa es abundante y muy fina. Naturalmente turbia, esta cerveza se elabora con una alta proporción de copos de trigo malteado (trigo) y avena. 5,5°
  • 7,50 €
  • Marrón ( 33cl ).
    Típica cerveza marrón con reflejos de caoba, caracterizada por su fuerza y amargura. Generoso por naturaleza, sus aromas y carácter provienen del uso de maltas caramelizadas y tostadas. 7°
  • 8,00 €
  • Pelirroja ( 33cl ).
    Notas tostadas entre el caramelo y el café, sin reducir su fino amargor. Proveniente de una delicada mezcla de maltas rubias y caramelizadas. 6,5°
  • 8,00 €
  • Triple ( 33cl ).
    Con aromas frescos y florales, su complejidad aromática deleita a los aficionados a las cervezas tradicionales. Poderosa y redonda, es la cerveza de degustación por excelencia. 8,5°
  • 8,00 €
  • India Pale Ale ( 33cl ).
    El IPA (por "India Pale Ale") ofrece agradables notas de frutas exóticas y un intenso amargor. El salto en seco resalta su perfil frutal. 6°.
  • 8,00 €

Licores

  • Marie Brizard Extra Fine ( 4cl )
  • 6,00 €
  • Izarra ( 4cl )
  • 6,00 €
  • Consigue 27 ( 4cl )
  • 6,00 €
  • Amaretto ( 4cl )
  • 6,00 €
  • Cointreau ( 4cl )
  • 7,00 €
  • Grand Marnier Cordon ( 4cl )
  • 7,00 €
  • La crema irlandesa original de Bailey.
  • 8,00 €

Eaux de vie

  • Fernet Branca ( 4cl )
  • 6,00 €
  • Grappa ( 4cl )
  • 6,00 €
  • Pera, tradición de la destilería artesanal Bertrand, Alsacia ( 4cl )
  • 7,50 €
  • Frambuesa, tradición de la destilería artesanal Bertrand, Alsacia ( 4cl )
  • 7,50 €
  • Marc d'Alsace de Gewurtraminer Artisan, destilería artesanal tradicional Bertrand, Alsacia ( 4cl )
  • 7,50 €
  • Ciruela vieja artesanal, tradición de la destilería artesanal Bertrand, Alsacia ( 4cl )
  • 7,50 €

Vodka

  • Vodka Greygoose ( 4cl )
  • 9,50 €

Gin

  • Zafiro de Bombay ( 4cl )
  • 7,00 €

Calvados

  • Calvados artesanales, Julien Frémont ( 4cl )
  • 8,00 €

Coñac

  • Hennessy VSOP Coñac ( 4cl )
  • 10,00 €
  • Coñac XO Roch ( 4cl )
  • 15,00 €
  • Colección de Coñac Fins Bois 1990 Jean Grosperrin ( 4cl )
  • 20,00 €

Armagnac

Seailles Estate. La destilación se realiza en la finca mediante un alambique continuo calentado por madera, envejecido en barriles de roble (variedad de uva: Ugniblanc).

  • Armagnac 20 años ( 4cl )
  • 10,00 €
  • Armagnac 1990 ( 4cl )
  • 15,00 €
  • Armagnac 1979 ( 4cl )
  • 17,00 €
  • Armagnac 1976 ( 4cl )
  • 18,00 €
  • Armagnac 1972 ( 4cl )
  • 21,00 €

Whisky

Distillerie Artisanale Uberach (Whisky de Alsacia - Francia).

  • Single Malt ( 4cl ).
    Sólo una parte se envejece en barriles de banyuls, la otra en piezas de Borgoña. Edad media de 4 años. Reducción en el embotellamiento. (42,2°)
  • 10,00 €
  • Colección de malta simple, barril azul ( 4cl ).
    Se destiló en 2006 y se embotelló en 2015.
  • 17,00 €

Bebidas frescas

  • Evian, Badoit ( 50cl )
  • 6,60 €
  • Evian, Badoit ( 100cl )
  • 4,90 €
  • Perrier ( 33cl )
  • 5,50 €
  • Coca Cola, Coca Cola Zero ( 33cl )
  • 5,50 €
  • Tónico indio Schweppes ( 24cl )
  • 4,90 €
  • Leche ( 24cl )
  • 4,90 €

Chocolate

  • Chocolate caliente
  • 5,00 €

Tés y tés de hierbas

  • Elección de té de hierbas (manzanilla, verbena, tilo, menta)
  • 5,30 €
  • Elección de té (té verde con menta, té verde sencha, té verde con jazmín, té verde jardín de las maravillas, té negro frutas rojas, Earl Grey.
    Alérgenos: (6) (8)
  • 5,30 €

Cafés

  • Café
  • 2,90 €
  • Descafeinado
  • 2,90 €
  • Doble café / Doble descafeinado
  • 4,90 €
  • Café de avellana / Descafeinado de avellana
  • 3,90 €
  • Crema para el café / Crema para la decoración / Capuchino
  • 4,90 €
  • Leche con té, café o té de hierbas ( 6cl )
  • 2,00 €

Jugos de frutas

  • En botellas orgánicas: granada, néctar de albaricoque, manzana ligera, limonada, tomate pasión de mango
  • 6,90 €
  • Prensado a petición: Naranja (2 frutas), Limón (1 fruta)
  • 6,90 €

Jarabes

  • Menta, Fresa, Limón
  • 3,00 €
  • Prensado a petición: Naranja (2 frutas), Limón (1 fruta)
  • 3,00 €

Preferimos los vinos de los viticultores auténticos y apasionados: vinos de autor, vinos vivos, vinos de terruño. A veces orgánico, a veces biodinámico, a veces natural, a veces convencional. Sólo los vinos que amamos y apreciamos. El mismo cuidado se pone en la selección de nuestras cervezas artesanales y nuestros alcoholes.

Vinos blancos

Valle del Loira

  • Touraine AOC
  • La Pente de Chavigny 2018 - Mickael Bouges
  • 37,00 €
  • Sancerre AOC
  • Cuvée G.C. 2017 Jean Max Roger (Sauvignon Blanc)
  • 42,00 €

Sur

  • Montravel AOC
  • Sec 2016 Chateau du Bloy
  • 26,00 €
  • Côte de Montravel AOC
  • Moelleux 2018 Chateau du Bloy
  • 29,00 €
  • Vino de mesa
  • Milouise de Jean Philippe Padié
  • 50,00 €

Alsacia

  • Vino de Alsacia Grand Cru AOC
  • Reisling Kanzlerberg Grand Cru 2013 Sylvie Spielmann
  • 75,00 €
  • Gewurztraminer Kanzlerberg Grand Cru 2011 Sylvie Spielmann
  • 77,00 €

Borgoña (Chardonnay)

  • Chablis 1er Cru AOC
  • Vaillon 2003 Daniel Etienne Defaix
  • 84,00 €
  • Saint-Véran AOC
  • Casa B. Perraud 2018 (sin filtrar)
  • 51,00 €

Valle del Ródano

  • Vin de Pays de méditerrannée PGI
  • Dominio Lucien Tramier 2019
  • 21,00 €

Champán

  • Champagne AOC
  • Alain Navarre brut
  • 60,00 €
  • Saint-Véran AOC
  • Francis Boulard Les Rachais 2009
  • 112,00 €

Vinos rosados

Valle del Ródano

  • Vin de Pays de méditerrannée PGI
  • Dominio Lucien Tramier 2018
  • 21,00 €

Champán

  • Champagne AOC
  • Francis Boulard Rosé "Rosé de Saignée - Vintage 2012 " 50% Pinot Noir y 50% Meunier
    Extra Brut
  • 105,00 €

Vinos tintos

Valle del Loira

  • Saumur Champigny AOC
  • Castillo de Targé 2016 Edouard Pisani
  • 31,00 €
  • Sancerre AOC
  • Cuvée "La Grange Dîmière" 2013 Domaine Jean-Max Roger
  • 42,00 €

Alsacia

  • Alsace AOC
  • Pinot noir - Reserva de Bergheim 2017 Sylvie Spielmann
  • 60,00 €

Burdeos

  • Castillon - AOC Vinos de Burdeos
  • Château la Brande 2016
  • 34,00 €
  • Saint-Emilion Grand Cru AOC
  • Château Mangot Quintessence 2011
  • 84,00 €
  • Cadillac - Côtes de Bordeaux AOC
  • Domaine les Carmels - Cosecha 2016
  • 61,00 €
  • Graves AOC
  • Chateau Cazebonne - Entre amigos 2017
  • 41,00 €
  • Pessac-Léognan AOC
  • Château La Garde 2012
  • 72,00 €
  • Haut-Médoc AOC
  • Château Belgrave 2009 (Grand cru classé)
  • 137,00 €
  • Margaux AOC
  • Brane Cantenac 2000 (2º crecimiento clasificado)
  • 380,00 €
  • Pauillac AOC
  • Pontet Canet 2009 - (5ème cru classé)
  • 490,00 €

Borgoña (pinot noir)

  • Burgundy Coulanges el vino AOC
  • cuvée classic 2017 - Domaine Maltoff
  • 43,00 €
  • Irancy AOC
  • Gabin y Félix Richoux 2017
  • 45,00 €
  • Hautes côtes de beaune AOC
  • Didier Montchovet 2017
  • 56,00 €
  • Pommard AOC
  • Didier Montchovet 2015
  • 109,00 €
  • Volnay AOC
  • Didier Montchovet 2015
  • 111,00 €

Valle del Ródano

  • Vin de Pays de méditerrannée PGI
  • Dominio Lucien Tramier 2017
  • 21,00 €
  • Côtes du Rhône AOC
  • Domaine de la Graveirette 2017
  • 33,00 €

Sur

  • Bergerac AOC
  • Chateau du Bloy 2018
  • 27,00 €
  • Cabrieres - Languedoc AOC
  • Mas Coris - Botella en el mar 2014
  • 49,00 €

Vino blanco

Vidrio
(15cl)
Jarra
(25cl)
Jarra
(50cl)
Sancerre blanc AOC Cuvée G.C. Jean Max Roger (Sauvignon blanc)
13 €
21 €
33 €
Vin de Pays de méditerrannée IGP Domaine Lucien Tramier (Chardonnay)
7 €
11 €
17 €
Montravel AOC Sec - Chateau du Bloy
8,5 €
13,5 €
21 €
Moelleux Côte de Montrave - AOC Chateau du Bloy
9,5 €
15 €
23 €

Vino rosado

Vidrio
(15cl)
Jarra
(25cl)
Jarra
(50cl)
Vin de Pays de méditerrannée PGI Domaine Lucien Tramier
7 €
11 €
17 €

Vino tinto

Vidrio
(15cl)
Jarra
(25cl)
Jarra
(50cl)
Saumur champigny AOC - Chateau de Targé
9,5 €
15,5 €
24,5 €
Castillon - Côtes de Bordeaux AOC - Château la Brande
11 €
17 €
27 €
Vin de Pays de méditerrannée PGI - Domaine Lucien Tramier
7 €
11 €
17 €
Borgoña - Irancy AOC - Thierry richoux
14 €
22 €
35 €
Bergerac AOC - Chateau du bloy
8,5 €
13,5 €
21 €

Alérgenos

Dado que todos los alérgenos importantes se manejan en el establecimiento, podemos proporcionar información sobre la presencia de un alérgeno importante en la receta, pero no podemos garantizar la ausencia de rastros de alérgenos en todos nuestros platos.

  • (1) Cereales/ Gluten
  • (2) Crustáceos 
  • (3) Huevos 
  • (4) Peces 
  • (5) Cacahuetes 
  • (6) Soja
  • 7) Productos lácteos
  • (8) Nueces
  • (9) Apio 
  • (10) Mostaza
  • (11) Sésamo
  • (12) Sulfito
  • (13) Lupin
  • (14) Molusco

Todos nuestros platos son "caseros", hechos en el lugar con productos crudos, excepto los caracoles de Borgoña directamente de nuestro productor y nuestra selección de tres quesos.

Redes sociales y boletín informativo

Síganos.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias:

¡Ya hay más de 12.000 suscriptores!

Gracias a nuestro hermoso boletín, podremos anunciarles las noticias del restaurante. Noches y eventos, nuevo menú, recetas, nuevos vinos, pequeñas sorpresas, etc... ¡No te pierdas nada! ❤️

Los campos marcados con un (*) son obligatorios.
Su país de residencia*
Fecha de nacimiento
¡Gracias!
Ya está suscrito a nuestro boletín de noticias!
¡Uy! Se produjo un error al enviar el formulario.
Los datos personales comunicados en este formulario no serán entregados a terceros bajo ninguna circunstancia.
Grupos
Organizar una mesa grande

El Coupe-Chou es un elegante restaurante clasificado Louis XIII, discretamente abierto en la estrecha y pintoresca rue de Lanneau, en la ladera de la montaña Sainte Geneviève, cerca del Collège de France, la Sorbona y el Contrescarpe, tiene por escenario estas antiguas casas del Viejo París cuya historia nos gusta recordar.

Por lo tanto, Coupe-Chou es el lugar ideal para un evento que es a la vez original y tradicional.

Los azulejos españoles del siglo XVIII que representan la artesanía
Mesa grande

Ya sea en el comedor con sus paredes patinadas de verde oscuro donde se ve el viejo entramado de madera, en el jardín de invierno, una sala de estar con profundos sillones de terciopelo, pastores y pequeñas mesas de pedestal, en la sala del barbero que ha conservado sus baldosas de terracota, su chimenea, sus vigas, su entramado de madera, ya sea en el jardín de invierno o en Saint-Hilaire con sus paredes de terciopelo rojo...

Escogeremos la habitación que mejor se adapte a su proyecto.

Grupo
Agruparse en una mesa

Para una reunión de empresa o familiar, un aniversario, un cumpleaños, un bautizo, una boda, una ceremonia de entrega de premios, etc. sabremos acogerle calurosamente.

De 15 a 130 personas, algunos espacios miran directamente a la calle y por lo tanto son accesibles de forma independiente. Posibilidad de privatizar bajo condiciones.

En la cena, a partir de las 7 pm.
En el almuerzo, bajo la privatización y bajo ciertas condiciones.

Podemos ofrecerle una fórmula todo incluido para un presupuesto controlado!

Comida de grupo
Los grupos en varias mesas conservan el encanto de la casa.
CONTACTO
Formulario
Reserva tu mesa
¡Lee antes de reservar! 🙏🏻
Algunas habitaciones no son de fácil acceso, para la comodidad de todos, les agradecemos que nos informen de la llegada de cualquier persona con movilidad reducida.

Después de haber hecho una reserva, si desea modificarla, no haga nuevas solicitudes desde nuestro formulario, escríbanos un correo electrónico y con gusto modificaremos su reserva!
Formulario de reservaFormulario de reserva
Correo electrónico

Contacte con nosotros por correo electrónico

(para reservar una mesa individual, por favor use el formulario de reservación haciendo clic aquí)
Los campos marcados con un (*) son obligatorios.
Su país de residencia *
¡Gracias! ¡Nos pondremos en contacto con usted lo antes posible!
¡Uy! Olvidaste algo, asegúrate de que lo rellenaste todo.
teléfono

contactarnos por teléfono...

De lunes a viernes, desde las 9:30 am, y los 7 días de la semana desde las 4:10 pm.

+33 1 46 33 68 69
Vale de regalo / VALE DE COMPRA

Ofrecer una comida

Para complacer a sus seres queridos, le ofrecemos un vale válido en el Restaurante Le. Coupe-Chou Es una idea de regalo original y de lujo: ¡demuestra a sus seres queridos lo mucho que los ama!

En sólo unos pocos clics, recibirá un código para pasar a sus seres queridos. Todo lo que tienen que hacer es introducir este código al reservar para aprovecharlo.

Compra
×
Cerrar
×

MARLENE DIETRICH, LOS COUPE-CHOU BOMBARDEOS...

No siempre fue Coupe-Chou lo que es hoy, una vasta residencia donde pequeños y empinados pasillos nos llevan a una multitud de pequeñas y cálidas habitaciones llenas de historia. El restaurante, en 1962, el año en que abrió, sólo tenía una habitación llamada "Barbero", que ahora está en el centro del establecimiento.

Los trabajos continuaron después de la inauguración, y si la única sala del restaurante ya tenía el encanto que aún tiene, fueron los lados los que se improvisaron lo mejor posible.

Por ejemplo, los clientes que no habían hecho una reservación se habían acostumbrado a esperar en un sótano de no más de un metro sesenta de altura. Así que esperaron su turno en los techos abovedados. Y me gustaría señalar que la casa no reembolsó en absoluto los honorarios del fisioterapeuta. ¡Pero todo París se apresuraba a tener el placer de esperar doblado en dos en una de las bodegas más antiguas de la capital! Estos fueron realmente los primeros signos de éxito.

Una noche, cuando el sótano estaba lleno de futuras escoliosis, un grupo de asiduos entró en el Coupe-Chou sótano: el viejo amigo Francis Joffo, Jean Le Poulain y Robert Hirsch. Las grandes estrellas del teatro francés habían decidido presentar la casa a... ¡Marlène Dietrich! En el Coupe-Chou "Branle-bas de combat", era necesario recibir a esta gran dama, esta estrella mundial. Del éxito, podríamos ir al triunfo! Pero primero, teníamos que encontrar un lugar para ella, no había ninguna posibilidad de enviarla al sótano! Afortunadamente, una mesa se puso a disposición y pusimos a nuestras estrellas nacionales e internacionales junto a la chimenea. Estamos al cuidado de la estrella de cine. De repente, sin embargo, cuando este tipo de impulso llega incluso a las chicas mayores, ella pide el baño. Y entonces los tres directores, Francis Nani, Francis Lemonnier y Christian Azzopardi, que habían estado locos de alegría hasta entonces, palidecieron juntos. Tratamos de ahorrar tiempo. Ofrecemos el aperitivo. Ella pide una segunda vez, traemos los aperitivos. Ella pregunta por tercera vez, tuvimos que responder. Y, con la muerte en sus almas, los tres directores de los Coupe-Chou , refugiados en silencio, extienden sus brazos hacia el camino del baño.

El trabajo no estaba terminado y estaban improvisando los extras, como ya he dicho. Y Marlene Dietrich se dirigía a la puerta de al lado.

El restaurante no tenía realmente baños, estábamos usando los baños del edificio. En ese momento, no todos los apartamentos en los distritos de la clase trabajadora tenían sus comodidades, y el Barrio Latino en 1962 no era el distrito bo-bo de hoy. Para ir al baño, tenías que salir a un pequeño patio. Estaba lloviendo y el Ángel Azul tuvo que mojar sus alas para llegar a una puerta de madera devorada por los gusanos, cuya delicadeza permitía ver a través de las piernas de los ocupantes. Era Causette en la granja.

La gran Marlene abrió la puerta y descubrió la innegable marca de las grandes casas: ¡baños de estilo turco! Sí, estos baños colectivos siempre fueron de estilo turco. ¡La comodidad fue total!

Mientras tanto, los tres directores, los dos Francis y Christian, se fueron volviendo tan blancos como las servilletas. Unos momentos más tarde, la puerta del patio se abrió sobre quien estaba lanzando el acantonamiento con su inimitable acento germánico: "¡Es genial, me recuerda a los bombardeos durante la guerra! "Se divirtió, la noche se salvó. Y los tres directores fueron volviendo gradualmente al color normal.

Pero, a pesar de todo, cada vez que Marlene volvía, siempre nos parecía que había tomado sus precauciones antes.

Lea y comparta la anécdota en Facebook

LA CAGE AUX FOLLES, MICHEL SERRAULT, JEAN POIRET Y PIERRE MONDY

Au début de l’année 1973 se préparait un phénomène. Un incroyable triomphe de la scène parisienne.

Et une nuit de Janvier, vers onze heures et demie, trois monstres sacrés du théâtre poussent la porte du Coupe-Chou. C’étaient Michel Serrault, Pierre Mondy et Jean Poiret. Ils étaient accompagnés du directeur du Palais-Royal d’alors, Jean-Michel Rouzière. Ils avaient leurs habitudes au Coupe-Chou, Poiret, Serrault et Mondy… mais ce soir-là, ils allaient rester jusqu’à 6 heures du matin !

Il faut dire qu’ils étaient en pleine répétition d’une pièce qui allait fêter les retrouvailles du célèbre duo. Cette pièce, c’était bien sûr : « La Cage aux Folles ». Un triomphe sans précédent, et d’ailleurs, sans successeur. « La Cage » sera jouée 5 années consécutives au Palais Royal, puis deux ans aux Variétés.

Mais n’anticipons pas. Pour l’heure, personne ne pouvait prédire le succès à venir. Personne, pas même le directeur du théâtre qui avait déjà prévu une pièce pour la saison suivante. D’ailleurs, tout n’était pas au point, il y avait encore des problèmes à régler… « La Cage » n’était pas prête.

Et les séances de travail se poursuivaient au Coupe-Chou.
« Dans une salle du fond pour être tranquille » réclame Poiret. Bien sûr, on les installe à la Bibliothèque. C’est studieux, une bibliothèque. Il fallait, d’ailleurs, retravailler le dernier acte de la pièce.

Et tout en mangeant, Poiret et Serrault improvisaient les répliques qui allaient faire hurler de rires mille personnes, tous les soirs pendant sept ans ! Et Serrault répétait son rôle au restaurant, il rentrait petit à petit dans le personnage de Zaza Napoli, il travaillait ses regards langoureux, ses battements de cils, et il faisait de l’œil au client de la table d’à côté… qui commençait à s’inquiéter pour de bon. Ce malheureux client finissait par chuchoter à Christian et Francis, les directeurs du restaurant :

« Il a changé de bord, Serrault ? »
« Non, il travaille. »
« Ah ? drôle de boulot ! »

Et le client replongeait le nez dans son assiette, tandis que Serrault continuait ses œillades. De son côté, Mondy était songeur, il discutait des costumes avec Jean-Michel Rouzière.

« Les robes de Serrault ne vont pas… la perruque non plus, d’ailleurs… Excuse-moi, Michel, mais tu es trop belle, on dirait Edwige Feuillère. Il faut tout refaire. »
« Tu veux que je ressemble à Yvette Horner, c’est ça ? » interroge Serrault, faussement indigné.
« Rassure-toi, tu n’es pas obligé de te mettre à l’accordéon ! »

Dans son coin, Rouzière ne mangeait pas de bon appétit. En bon directeur, il était en train de calculer ce que cette histoire de robe allait lui coûter. Il ne savait pas, bien sûr, combien ça allait lui rapporter. Ah, les affres de la création !… Et puis, il était tracassé, ce directeur.

« Mes enfants, dit-il, le titre ne va pas ! »
Poiret s’inquiète : « Qu’est-ce que vous reprochez à la « Cage aux Folles » ?
« C’est vulgaire ! et puis on va avoir les homos sur le dos, il faudrait quelque chose de plus drôle, et de plus élégant aussi. »« Et vous avez une idée ? »
L’œil de Rouzière s’allume. Visiblement, il n’attendait que cela. Avec un petit sourire de contentement, il finit par dire :
« Oui, il faudrait appeler ça : « Prout » !

Mondy, qui était en train de porter sa fourchette à sa bouche, s’arrête net. L’œil de Poiret s’arrondit, Serrault ne sait pas quoi dire… Bref, tout le monde est médusé.

Et Rouzière enchaîne : « C’est drôle, ça, Prout, non ? mais attention, avec un point d’exclamation ! »
« Avec un point d’exclamation ? »
« oui…
« alors, là, évidemment, avec un point d’exclamation, ça change tout ! »
« c’est amusant, non ?… non ?… enfin, c’est une idée, comme ça… »
« Et qu’est-ce que tu disais, Pierrot, à propos de la robe de Michel ?… » interrompt Poiret. Bref, l’idée de Rouzière n’a pas été retenue… Ce titre est désormais libre, avis aux auteurs !…

Et la séance de travail s’éternisa ce soir-là jusqu’à six heures du matin. Seuls dans le restaurant, ils ont peaufiné « la Cage aux Folles ». Christian Azzopardi et Francis Nani se sont couchés bien tôt ce matin-là, mais on ne bâtit pas des légendes toutes les nuits… Ni dans tous les restaurants.

Lea y comparta la anécdota en Facebook

LA REINA DE DINAMARCA, EL REY DE SUECIA Y NUESTRAS BANDERAS.

A mediados de los 60, ya Coupe-Chou empezaba a hacerse famoso, y Pierre Brasseur, Brigitte Bardot y Louis de Funès venían a menudo a cenar bajo las vigas del siglo XVI.

Sin embargo, los tres directores no estaban al final de su sorpresa. Un día sonó el teléfono, lo que siempre es una buena señal para un restaurante. Era la embajada danesa. Tenían que encontrar la mejor mesa para un invitado distinguido: la princesa Margrethe, heredera del trono. Una mesa para dos cubiertos, viene a celebrar su compromiso "en amoureux" con Henri de Laborde de Monpezat, un francés, futuro Príncipe Consorte. La pareja se casó el 10 de junio de 1967.

Una Princesa Real en Coupe-Chou , era realmente la gloria, y la gloria es como la suerte, se gana! Entonces, los tres directores decidieron ir por el grande. Y cuando deciden ir a lo grande, no escatiman en los medios.

Empezaron comprando flores y arbustos y poniéndolos en todas partes. En las mesas, en los pasillos, frente al frente del restaurante. Era encantador, pero la bienvenida tenía que ser personalizada. Así que decoraron todas las ventanas del edificio, desde el primer piso hasta el último... con banderas de Dinamarca. El restaurante estaba cubierto de banderas. No sé si fue discreto, pero se suponía que iba a causar una impresión!

Y luego tuviste que rematar todo. No puedes hacer las cosas a medias. Así que mientras estábamos allí, los tres gerentes desplegaron la alfombra roja. Pero cuando digo que la extendieron, en realidad la extendieron: una bonita alfombra roja desde la Coupe-Chou entrada hasta el fondo de la calle. 15 metros de alfombra roja. No te inventas tal cosa. Si la princesa quería cenar en privado, estaba hecho.

Por la noche, un Rolls se pone delante de la alfombra y la pareja se baja. La princesa estaba, creo, bastante conmovida por el gesto un tanto excesivo de los tres jóvenes directores de restaurantes. Caminó majestuosamente por la alfombra roja, sonrió al descubrir las banderas de su país y fue a cenar con su prometido. Luego se fue, caminando por la alfombra roja por última vez, como si todos los restaurantes del mundo estuvieran sistemáticamente extendiendo alfombras rojas para darle la bienvenida. Debe ser la majestad.

Fue una noche memorable y tuvo cierta resonancia. Los periódicos hablaban de ello, y mejor aún, París mismo hablaba de ello. Tanto es así que quince días después, la embajada sueca llamó Coupe-Chou . Una personalidad "importante" iba a venir a celebrar su cumpleaños. Un nuevo campo de batalla. El Rey de Suecia, Gustavo VI, se enteró de la cena de Margrethe. No podía estar decepcionado. Así que, nuevos ramos, nuevos arbustos, nuevas banderas! Y teníamos que encontrarlas, ¡esas banderas suecas! Y extendimos la alfombra roja de nuevo.

Por la noche, los tres jóvenes gerentes comenzaron a mirar hacia fuera. Y se detuvo frente a la alfombra, un Dos Caballos. Y al bajar, dos damas de aspecto modesto y trajes grises. Descubren el decorado y empiezan a llorar.

"¡Muchas gracias, pero es demasiado! "

Era la secretaria del embajador sueco. Vino a celebrar su cumpleaños con su hermana. Y se pasó la tarde agradeciendo a todos llorando. Imposible, puedes imaginarte, decirle la verdad. Tuvo una noche mágica, la secretaria del embajador sueco. Y cada año, ella envió sus saludos al Coupe-Chou , y me parece que cada año, la tarjeta de felicitación lloró en recuerdo de esa fiesta de cumpleaños.

No sé si Margrethe de Dinamarca se acuerda de nuestro restaurante, pero estoy seguro de que el secretario del embajador sueco no lo ha olvidado.

Lea y comparta la anécdota en Facebook

LOS AÑOS DE LOS BEATLES Y LOS AÑOS DE LOS ROLLING STONES.

Para escribir estas anécdotas, le pido a mi padre que me cuente sus recuerdos de los extraordinarios momentos que han marcado la vida de la banda Coupe-Chou desde 1962, año de la inauguración. Un año excepcional, cantado por Claude François, un año que inició tantos cambios en el mundo, cambios que se acelerarán con el 68, ¡pero teníamos que prepararnos bien para el 68!

Es curioso, por cierto, notar que hay años ricos en nuevos acontecimientos, nacimientos, muertes y otros que se contentan con seguir el movimiento. Fue en 1962 que mi padre y sus dos socios, Francis Nani y Francis Lemonnier abrieron el Coupe-Chou . Es 1962 que decidirá el destino de toda su vida. Fue un gran año para la historia, para el arte, para la música, y también para nuestra vida personal. Cuando el ritmo de los grandes acontecimientos del mundo se encuentra con el de las vidas individuales... Y fue precisamente en 1962 cuando los Beatles grabaron su primer álbum: "Love me do". Y es un tópico decir que los cuatro chicos del viento marcaron un punto de inflexión en el universo musical. Que causaron un maremoto histérico entre sus fans. Que para moverse después de un concierto, tenían que inventar nuevos escenarios todo el tiempo. Todo eso, niños de mi generación, nos lo sabemos de memoria. Éramos demasiado jóvenes para entender la emoción del asesinato de Lennon en 1980, pero ahora conocemos nuestro catecismo sobre la locura de los 60 a nuestro alcance, mejor que el propio catecismo, por cierto.

Así que cuando mi padre me dice que en 1965 Bruno Coquatrix le llamó por teléfono para avisarle de la llegada de los Beatles a su restaurante después de su concierto en el Olimpia, mis ojos se iluminaron, ¡por supuesto que lo hicieron! ¡Los Beatles en el Coupe-Chou ! En el 65, en medio de la Beatlesmanía!

Así que le pregunto: "¿Cómo llegaron? ¿Cómo se comportaron? ¿Había algún fanático esperándolos afuera? "De todos modos, me aburro con las preguntas. Era absolutamente necesario escribir la historia de su paso. Así que empieza a contarme. Ese año, esa noche, los tres jefes de los Coupe-Chou Fab Four comenzaron a vigilar la llegada de los Fab Four. Y en 1965, cuando te llaman Los Beatles, sólo puedes hacer una entrada notable. Y, los tres gerentes ven una cesta de ensalada acercándose al restaurante. No un plato de vegetales crudos. No, una verdadera cesta de ensaladas: una furgoneta policial. Una furgoneta que está justo delante de ellos. Christian Azzopardi se dirige a sus socios: "¿Qué pasa? Espero que no haya problemas en el vecindario, ¡los Beatles están llegando! "La ansiedad se eleva cuando se abre la puerta trasera de la furgoneta. Y allí, los tres jefes Coupe-Chou ven a John Lennon, Paul McCartney, Ringo Starr y George Harrison bajarse. ¡Han llevado a la multitud histérica del Olimpia a una camioneta policial!

On les installe à une table, à l’étage.
« Et, ils ont mangé quoi, papa ? » (je continue à interroger mon père)
- Comment veux-tu que je m’en souvienne, c’était il y a quarante ans ! – me répond-il.
- Mais tu ne te souviens de rien de spécial, je ne sais pas, l’attitude des clients, est-ce qu’ils ont mis le souk ? ce sont les Beatles, quand même ! J’avais besoin de matériel pour raconter mon anecdote. Je n’allais pas simplement écrire, qu’un soir de 1965, vers onze heures, les Beatles ont dîné tranquillement au Coupe-Chou comme n’importe qui. J’avais besoin de quelque chose d’exceptionnel !

- Non, je ne vois pas… - reprend mon père. Ah, si, je me rappelle qu’ils ont réclamé du lait.
- Du lait ?
- Oui, du lait.
- Pourquoi du lait ?
- Pour accompagner leur repas.
- Ils ont bu du lait pendant leur repas ?

J’étais estomaqué ! Ça ne collait tellement pas aux personnages. Du lait, à cette heure-là, après un concert mythique ! c’était invraisemblable.

- Mais, reprend mon père, le problème, c’est qu’un restaurant n’a pas l’habitude de servir du lait. Il a fallu courir partout dans le quartier, à minuit, pour dénicher quelques litres… qu’ils ont bus… eh bien… comme du petit lait… et il a fallu recourir partout pour aller chercher des bouteilles supplémentaires !
- Génial !

Je tenais mon anecdote, les Beatles débarquant au Coupe-Chou dans un panier à salade, et qui arrose leur succès avec de bonnes bouteilles de lait introuvables ! Et déjà, j’imaginais la scène de mon père et de ses associés courrant les autres restaurants, réveillant les voisins, la famille :
« Excusez-moi de vous réveiller, mais j’aurais besoin d’un peu de lait, c’est pour les Beatles ! »
Et j’imaginais déjà la stupéfaction des interlocuteurs, à moitié endormis, en chemise de nuit, à qui on mendiait du lait pour John, Paul, Ringo et George ! Mon imagination se mettait à galoper de scènes cocasses en scènes burlesques. Et je demande à mon père.

- C’était un bon cru, au moins ?
- Attends.
- Quoi ?
- Je me demande si c’étaient pas les Rolling Stones.
- Pardon ?
- Le coup des bouteilles de lait, je crois que c’étaient les Rolling Stones.
- Tu te fous de moi ? les mauvais garçons du Rock qui boivent du lait, c’est encore plus invraisemblable que les Beatles !
- Oui, et c’était pas en 65, mais dans les années 70.
- C’est flou, dis-moi. Tu es sûr que c’étaient les Stones, pas les Beatles ?…
- Je ne sais plus, demande à Francis. (Nani, note de moi-même). De toute façon, ils sont tous venus.

Je voyais mon histoire devenir de plus en plus vague. Qu’est-ce que je vais bien pouvoir raconter ? Une histoire sur les Stones ou sur les Beatles ? Ce sont deux groupes magiques, et c’est sans doute pour cela que mon père ne sait plus très bien qui a fait quoi… Mais il fallait être sûr, quand même, avant d’écrire !

- Et le panier à salade, c’était qui ?
- Les Stones ! Non, les Beatles… Je ne sais plus. Ils sont tous venus, je te dis. En tout cas, quand McCartney est revenu récemment, il a voulu dîner à la même table, au premier étage. Ça, j’en suis certain.
- Génial, dis-je d’un air blasé, avec ça, je peux faire du sensationnel ! Et puis, finalement, les Stones, les Beatles ou bien les Compagnons de la Chanson, ça n’a pas tellement d’importance. Ce qui compte, ce sont toutes ces années formidables, toutes ces années un peu folles, même si elles se mélangent dans nos têtes. Ce qui compte, c’est les années qui arrivent et qui seront peut-être encore plus formidables, encore plus folles. Alors, finalement, que ce soient les Stones ou les Beatles qui ont débarqué en panier à salade et qui ont bu du lait, ça n’a aucune importance.

Mais quand même, moi, j’aimerais bien savoir ! Mais peut-être que les intéressés, eux-mêmes, vont nous répondre… Qui sait ?

Lea y comparta la anécdota en Facebook
×
Para leer las opiniones de los clientes, por favor, coloque su teléfono en modo vertical.
×
<